Booking.com

Dedicar dos días para ver Zaragoza permite descubrir mucho de lo que la capital aragonesa puede ofrecer a los turístas. Además, gracias a su historia milenaria, Zaragoza conserva un patrimonio artístico y cultural impresionante que hoy es posible conocer gracias a varios museos distribuidos en todo el casco antiguo.

Lo que voy a intentar es presentaros un listado con los más importantes que tuve la ocasión de visitar. Ya puedo dar una buena noticia: la mayoría de los museos son gratis, mientras otros están incluidos con la Zaragoza Card. Lo que consejo es tener cuidado a los horarios porque casi todos cierran un par de horas, a menudo entre las 14 y las 16.

 

1- Los museos romanos de Zaragoza

Se puede visitar la Zaragoza romana a través de la Ruta de Caesaraugusta, un itinerario que incluye 4 sitios símbolos de la ciudad:

  • el museo del Teatro de Caesaraugusta, cerca de calle del Coso y de Plaza de España. Desde la terraza al lado del bar se puede echar un vistazo a las ruinas de uno de los teatros principales de la España romana. Construido en el I° d. C. en la zona más elevada de la ciudad, fue el punto de encuentro de los ciudadanos hasta que, en el III° d. C., el teatro empezó su declive por la llegada de los bárbaros;
  • el museo de las Termas públicas, utilizadas desde el 1° a. C. hasta el IV° d. C., era el centro de la vida social y cultural de la ciudad ya que la gente se encontraba aquí para leer, escuchar música y hacer otras actividades;
  • el museo del Puerto fluvial, la base del edificio ubicado entre la orilla del río Ebro (en la época romana era navegable) y el Foro, fundamental para comerciar con las otras colonias del Imperio;
  • el museo del Foro de Caesaraugusta, situado hoy bajo la Plaza de la Seo y donde se conservan la mayoria de los restos de la ciudad romana. Sin duda, en aquella época era el lugar más importante por la comunitad ya que aquí se concentraban todas las actividades. En el museo, subdividido en 2 plantas, se pueden observar objetos de cerámica y luego dar un paseo evocativo por las ruinas del antiguo foro imaginando ser un habitante romano de Caesaraugusta.

Por lo que se refiere a los precios de los museos, a través de la Zaragoza Card las entradas están incluidas, si no consejo hacer el Bono 4 museos a 7€.

Los museos romanos de Zaragoza: el Teatro de Caesaraugusta

 

2- El Museo Goya-Colección Ibercaja de Zaragoza

Es el museo más importante dedicado a Goya, el pintor aragonés considerado uno de de los artistas españoles más relevantes por la historia del arte. Está colocado en el palacio del Infanzón Jerómino Cósida, un edificio que por su arquitectura ya merece un vistazo.

La visita está dividida en varias plantas:

  • nivel -1, donde quedan ruinas romanas y es posible ver un video que presenta a Goya y su pensamiento artístico;
  • nivel 0, donde hay exhibiciones temporáneas;
  • nivel +1, con las primeras obras de Goya y una sección para los artistas que influyeron en su estilo;
  • nivel +2, dedicado solamente a Goya y además aquí se encuentra la colección permanente de las series completas de sus grabados, un privilegio que solo tiene el Museo Goya-Ibercaja;
  • nivel +3, donde se enseña el legado del pintor aragonés y los artistas que se inspiraron a él.

Dicho eso, existe un itinerario específico con las 15 obras esenciales para comprender el arte de Goya, un recorrido muy útil sobre todo para las personas, como yo mismo, que no son muy «expertos».

Por lo que se refiere a los precios del Museo Goya, la entrada general es 4€ pero hay también varios descuentos y si tenéis la Zaragoza Card la entrada ya está incluida. Visita del Museo Goya-Colección Ibercaja de Zaragoza

 

3- Museo de Tapices de la Seo de Zaragoza

Durante la visita de la Seo de Zaragoza no hay que perder el museo de Tapices, una de las colecciones más emblemáticas del mundo junto a las del Patrimonio Nacional de España y la de la corona real Británica.

Aquí se cuentan 63 tapices de los siglos XV, XVI y XVII y que se refieren a la época medieval, en particular al gótico flamencos.

La entrada al Museo está incluida en la tarifa para visitar la Catedral y con la Zaragoza Card es gratuita. El Museo de Tapices en la Seo de Zaragoza



4- El Patio de la Infanta de Zaragoza

Ubicado en calle San Ignacio de Loyola 16 (cerca de Plaza de Aragón), es uno de los monumentos más significativos de la ciudad, protagonista de varios eventos a lo largo de los siglos. Su historia empieza entre los años 1549-1551, cuando fue construido por Gabriel Zaporta como homenaje a su mujer Sabina Santángel. El Patio es el manifesto del Renacimiento aragonés y simboliza la época de más esplendor y riqueza artística-arquitectónica de Zaragoza. De hecho, lo se nota mirando todas las decoraciones, los capiteles, las columnas, las esculturas y los medallones que albergan en cada rincón del Patio. Un vistazo que nos deja sin palabras y que es tan precioso que parece ser irreal.

El nombre actual es por la Infanta María Teresa de Vallabriga y Rozar, una noble aragonesa emparentada con Carlos III° que vivió aquí en el siglo XVIII°. Desafortunadamente, en el 1894 un incendio daña el palacio y así, algunos años después, el anticuario francés Fernand Schultz compra las piezas que componen el Patio y las lleva a París. Solamente en el 1958, gracias a privados y compañías zaragozanas, el Patio de la Infanta vuelve a Aragón y se instala en el Palacio de la sede central de Ibercaja.

Hoy se puede visitarlo en ocasión de muestras temporáneas y la entrada es libre. El Patio de la Infanta en el Palacio Ibercaja en ZaragozaVistazo de la galería del Patio de la Infanta en la sede central de Ibercaja en Zaragoza

 

5- El Museo de Zaragoza

El Museo de Zaragoza se encuentra en Plaza de los Sitios, en un edificio realizado en el 1908 por la Esposición Ispano-Francesa y que fue el «Pabellón de las Artes». En la fachada destacan las figuras alegóricas que simbolizan el arte, el comercio y la industria.

La entrada es gratuita y el Museo conta con varias secciones:

  • la Zaragoza romana;
  • desde la Prehistoria al Renacimiento;
  • arte asiática oriental;
  • dal siglo XIX° al XX°;
  • área monotemática sobre Goya;
  • exposiciones temporáneas.

Considerando todo lo que hay que ver, consejo por lo menos un par de horas para visitar el Museo. La sección que me gustó más fue la romana, con ruinas, estatuas, mosaicos y reproducciones del mobiliario de los palacios de la época. Además, el edificio que alberga el Museo de Zaragoza encanta por las decoraciones de sus interiores y en particular de los elementos arquitectónicos que componen su patio central. Los 7 museos de Zaragoza para visitar. Fachada del Museo de ZaragozaEl Patio del Museo de ZaragozaLa sección romana en el Museo de Zaragoza

 

6- Emoz, la Escuela-Museo de Origami en Zaragoza

En el Centro de Historia en Plaza San Agustín 2 se encuentra un lugar único, un museo sorprendente que me fascinó mucho y que al final fue lo que más me gustó de mi visita en Aragón. Su nombre es Emoz y es la escuelamuseo de origami de Zaragoza fundada en 2013.

En sus salas se enseña la historia de este tipo de arte inventado en China en el siglo II D.C. y llegado a Europa a través de la Ruta de la Seda. Además de ser un museo, en la Emoz hay una biblioteca (reservada a los socios) y espacios para talleres sobre la papiroflexia.

Asimismo, a menudo hay muestras temporáneas dedicadas a los artístas más influyentes y, lo que es más particular, es el hecho que lo que se ve jamás es igual. Eso porque regularmente (tras 3-4 semanas) se cambian las obras expuestas para preservarlas del aire y de la luz. El centro de Historia de Zaragoza donde se encuentra la Escuela-Museo de Origami EmozLa muestra de papiroflexia en la Emoz de ZaragozaObra en origami sobre la naturaleza, museo Emoz de ZaragozaMuestra temporánea en el museo de papiroflexia Emoz en Zaragoza

 

7- El Museo Pablo Gargallo

Es sin duda uno de los museos de arte más importantes de Zaragoza y está dedicado a Pablo Gargallo, escultor aragonés del siglo pasado. Se encuentra en el Palacio de Argillo, (en Plaza San Felipe), otro palacio renacentista realizado en los últimos años del siglo XVII, y la entrada es libre.

Durante la visita se miran obras y varios bocetos del artísta así que al final es posible comprender su relevancia por la evolución del arte moderno y de la escultura del siglo XX. Evidentamente, la obra más emblemática es «El Profeta«, un hombre que grita mientras tiene un brazo levantado y el otro sujeta un bastón. Lo que es característico es la cantidad de espacios vacíos (trato común de los trabajos de Gargallo) que nos permiten «llenarlos» de significados propios. Por último, consejo dar una vuelta alrededor de la estatua siguiendo mirándola, parece que la cara del orador cambie su expresión transmitiéndonos sensaciones distintas.

Aunque no conocía Gargallo, el Museo me dejó mucha curiosidad sobre él, con la ganas de investigar más su actividad y legado y por eso lo recomiendo a todos. El patio del palacio que alberga el Museo Pablo Gargallo en Zaragoza"El Profeta", la obra más emblemática de Pablo Gargallo que se puede ver en su Museo en Zaragoza

Termina así el listado con los 7 museos más emblematícos de Zaragoza, sitios que nos enseñan algo más sobre el pasado y porque no el futuro de la capital de Aragón, una ruta alternativa para los turistas que busquen algo más específico durante sus estancia aquí.

Si necesitáis un Hotel económico en Zaragoza, podéis buscarlo en la página web de Booking.com, donde encontráis todas las mejores ofertas disponibles.



(Visited 327 times, 1 visits today)